¿Me parezco en algo al coronavirus?

 

¿Me parezco en algo al coronavirus?

Hazte esta pregunta

Si, hazte esta pregunta ¿Me parezco en algo al coronavirus? Dirás que estoy  loca y  ¿qué cosas se me ocurren?

Es posible que después de leer este post no pienses lo mismo.

Preguntas y reflexiones que vas a encontrar aquì.

¿Qué estamos haciendo al planeta?

¿Necesita la tierra protegerse del ser humano?

¿Pudiera esconder esta situación intenciones positivas?

¿Me parezco en algo al coronavirus?

¿En qué pienso y qué me estoy diciendo?

¿Quieres ser para ti y para tu entorno un virus o quieres ser el antídoto?

Tienes dos caminos: ¿te quieres y quieres o te agredes y agredes?

La elección es tuya.

 

¿Qué estamos haciendo al planeta?

Si yo, tú, la gente que nos rodea, nuestro barrio, ciudad, país…el mundo.

¿De qué forma estamos agrediendo o/y destruyendo al planeta?

Estamos contaminando e intoxicándole con nuestra basura, plásticos…etc. Creo que de esto ya somos todos conscientes.

¿Necesita la tierra protegerse del ser humano?

Parece que si, que necesita protegerse y defenderse de nuestras continuas agresiones. ¿Estamos actuando como un virus? ¿Pudiera parecer que estamos haciendo lo mismo con él que el coronavirus con nosotros?

Lo cierto es que están ocurriendo cosas que jamás habíamos vivido de forma tan intensa. Inundaciones, terremotos… y ahora esta pandemia. ¿Será esta la forma que tiene de expresar su enfado, de llamar nuestra atención?

La cuestión es que nos ha llevado a algo antes impensable:  que casi todos los hombres de la tierra “se queden en casa”.

Estamos siendo atacados por un virus y necesitamos protegernos para incluso no desaparecer como especie.

Jamás habíamos imaginado que películas de ciencia ficción se volvieran realidad.

¿Pudiera esconder esta situación, intenciones positivas?

Nuestro encierro está sirviendo para que baje la contaminación y puedan regenerarse y limpiarse de algún modo la atmósfera, los ríos, mares…etc. Y esta es solo una cara de los posibles beneficios de tenernos confinados.

Está aflorando la solidaridad, el esfuerzo, el amor por los más débiles, valorar nuestra familia y amigos…etc.

Dándonos cuenta de lo vulnerables, débiles y frágiles que podemos llegar a ser.

Cómo nuestra vida depende de un hilo y sigue, a pesar de toda la tecnología, sin estar bajo nuestro control.

Estamos comprobando que para estar en paz más que consumir bienes materiales necesitamos paz y esta se alcanza alimentando nuestro interior, el alma.

Lo primero es tomar consciencia y darse de cuenta de la situación con todo lo que tiene de estresante o/y dificil.  Del mensaje que lleva incorporado la pandemia, de otra forma habría causado sufrimiento y pérdidas sin haber servido de nada.

¿Me parezco en algo al Coronavirus? Hazte esta pregunta

Te voy a hacer otra reflexión para qué puedas encontrar la respuesta.

¿Cómo te estas sintiendo en este retiro obligado? ¿Qué ocurre cuando te quedas a solas contigo misma? ¿De qué estas alimentando tu vida y que sientes en lo más profundo de ti?

Porque hasta ahora todo lo que ocurría fuera te distraía e impedía focalizarte en lo que pasa en tu interior.

Ahora la vida te ha puesto, nos ha puesto, en ese “temido cara a cara”. Solo cada uno de nosotros, con nosotros mismos. Más solos que la una, y…

¿En qué piensas y qué te estás diciendo?

¿Te atacas y autodestruyes imaginando el peor de los escenarios futuros a cerca de tu trabajo, el destino de tus personas queridas o el tuyo propio?

O por el contrario tienes tu foco puesto en lo positivo como ¿Qué puedo aprender? ¿Cómo puedo servir de ayuda? ¿Qué cosas no quiero seguir haciendo de lo qué ha sido mi vida hasta ahora? ¿Qué cosas me faltan por hacer que no querría morirme sin realizar? Y desde luego ¿Qué querría dejar a mi descendencia?.

Si estas focalizada en todo lo horrible de esta situación, echando balones fuera y culpando a todos los culpables habidos y por haber, y, quejándote. Tengo que decirte que estas haciendo contigo lo mismo que el virus está haciendo con nosotros: agrediéndote, intoxicándote y enfermándote, física, mental y emocionalmente y esto puede ser más dañino para tí que el propio virus.

Tu sistema inmunológico se debilitará y estarás más predispuesta a infectarte.

Además, también estarás contagiando a otros, especialmente a los más cercanos. También de esto eres responsable.

Tienes dos caminos: ¿te quieres y quieres o te agredes y agredes?

Fortalecerte cuidando tu alimento, haciendo ejercicio, volcándote con tus amigos, siendo cariñoso, comprensivo, respetuoso, austero, auténtico… Utilizando tu ingenio para ponerle humor a la situación, formándote y lo más fundamental: cuidando que tus pensamientos, lo que te dices y lo que estas haciendo sea fortalecedor y ecológico para ti, que vayan destinados a apreciar y agradecer tus recursos, valores, la casa que tienes, las personas que te quieren, estar más o menos sano, poder respirar, reírte, tener en el mundo online a tu disposición munchos recursos para hacerte este encierro más llevadero.

Mi convencimiento es que nos va a traer un gran beneficio si sabemos descubrirlo, si sabes descubrirlo.

Por supuesto tenemos que pagar un precio, ya lo estamos pagando.

¿Quieres ser para ti y para tu entorno coronavirus o quieres ser el antídoto?

Pues estas sola en ese “temido mano a mano” pregúntate si te estas agrediendo o amando y ahí tendrás la respuesta a si te pareces o no al coronavirus.

Lo que estés haciendo contigo es lo que transmites y haces con los demás. En este caso estarás actuando como un virus poderoso para fortalecer o debilitar a tu entorno.

Es fundamental focalizarte en la intención positiva de todo. Sólo de esta forma podemos situarnos en este momento presente con una mirada hacia el futuro llena de posibilidades y alternativas.

Mi sobrina Macarena resume mi libro HABLA A pesar del Miedo en dos frases que ahora nos pueden ayudar:

«Lo que sucede conviene» y «Momento presente, momento maravilloso» Thich Nhat Hanhy. Aúnque no comprendamos.

Yo he tenido ocasión de comprobarlo, lo que sucede es lo mejor que podía pasarnos, aúnque ahora no podamos comprenderlo y nunca más volveremos a tener este momento. Aprovecharlo e incluso disfrutarlo es nuestra, tú, mi asignatura.

Tienes dos caminos: ¿te quieres y quieres o te agredes y agredes?

La decisión es tuya, ahora la batalla tienes que librarla en tu interior, a solas contigo.

¿Te quieres? O ¿Te agredes? Tú eliges

¿Estás enfadada con esa parte vulnerable de ti, cómo es el miedo con el que es probable estas conectando? O ¿La quieres, la reconoces, aceptas y mimas cómo si fuera un niño pequeño, hasta que se sienta seguro y desaparezca?

Yo lo tengo claro y tú.

EStoy a tu disposición para cuanto quieras.

Si aùn no tienes mi guia gratuita MI HORA DE PODER, es un momento idoneo para ponerla en pràctica. PINCHA AQUI y te la enviarè.

 

"Lo que sucede conviene" y "Momento presente, momento maravilloso" Thich Nhat Hanhy.  Dos frases que ahora pueden ayudarnos, aúnque no comprendamos.

Click to Tweet
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Sin comentarios

Deja un comentario

Todos los datos de carácter personal (email, nombre y otros datos que añadas) que me proporciones rellenando este formulario serán tratados por mí, Lourdes La Calle Bardajì, como responsable de esta web. La finalidad de recoger estos datos es para responder responder a los comentarios del blog. Si no incluyeras los datos solicitados no podré responderte ni ayudarte. Para tu información los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa (proveedor de hosting) dentro de la UE. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación de los datos que me has dado en hola@lourdeslacalle.com. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web

Al enviar aceptas la política de privacidad. Los datos que proporciones al enviar tu comentario, serán tratados conforme la normativa vigente de Protección de Datos y gestionados en un fichero privado por Lourdes la Calle, propietaria del fichero. La finalidad de la recogida de los datos, es para responder únicamente y exclusivamente a tu comentario. En ningún caso tus datos serán cedidos a terceras personas. Consulta más información en mi política de privacidad*

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER PARA RECIBIR nuevos ARTÍCULOS EN TU MAIL

Abrir chat
👋🏼 ¿Necesitas ayuda?
Hola 👋🏼
¿En qué puedo ayudarte?